¿Cuándo y por qué usar un efecto en serie o en paralelo?

A la hora de mezclar tenemos dos formas de usar los efectos de procesamiento como son los compresores, reverbs, delays, etc. Estas dos formas son en serie o en paralelo. ¿Pero qué significa esto y cuándo deberíamos de usar uno y cuándo el otro? Lo primero es entender cuál es la diferencia entre estos dos modos de usar los efectos.

Usar un efecto en serie significa que el efecto va después del instrumento en la cadena de audio. A continuación puedes ver una imagen donde usamos una reverb después de un sintetizador o lo que es lo mismo estamos usando una reverb en serie. La cantidad de efecto que queremos en nuestro sonido lo definimos a través de la perilla de “Wet/Dry”.

Efecto serie paralelo 1

Por otro lado están los efectos usados en paralelo, los cuales se usan a través de los canales Auxiliares o Send. En este caso la cantidad de efecto que queremos lo definimos a través de la perilla de envío “Auxiliar” o “Send”. De esta forma puedes enviar varios instrumentos al mismo efecto.

Efecto serie paralelo 2

Por el momento ya conocemos la diferencia entre un efecto en serie y uno en paralelo, pero aún es importante saber y entender cuándo es mejor usar uno y cuando el otro.

Seguramente en estos momentos estás pensando que lo más “fácil” es usar siempre los efectos en serie, pero vamos a poner varios ejemplos donde verás lo contrario. Supongamos que eres amante del hardware y quieres usar tu nueva reverb, así que conectas tu sintetizador a la reverb y listo ya tienes tu sintetizador sonando con tu reverb. Horas más adelante te das cuenta que quieres usar esa misma reverb en otro instrumento, pero no puedes, ya que sólo tienes una y por lo mismo se la tendrías que quitar al sintetizador. Por lo mismo en este caso lo más conveniente sería usar la reverb en paralelo y usarla en tantos instrumentos como quieras.

El ejemplo anterior era para las personas que trabajan con Hardware, pero qué sucede cuando trabajas con Software en un DAW, seguramente estás pensando que no pasa nada, pues pones una nueva reverb en cada instrumento que necesites y listo. Sí, en primera instancia has resuelto el problema, pero ten por seguro que no vas a usar dos o tres canales, seguro tendrás más de 20 o 25 canales al final de tu canción y para eso tendrías que tener 25 reverbs corriendo al mismo tiempo, lo que es igual a usar muchos recursos del CPU de forma innecesaria. Además de que tener dos o tres reverbs en comparación a 25 será mucho más ordenado y fácil de corregir en caso de algún problema en la mezcla.

Ahora lo único que queda es probar e ir conociendo cómo funciona mejor cada efecto, ya que muchas veces los efectos dinámicos como compresores y gates van en serie, mientras que los de tiempo pueden funcionar mejor en paralelo. Como siempre lo más importante es que pruebes y poco a poco vayas mejorando tus habilidades a la hora de producir. Recuerda que todos los meses en Karate Audio tenemos diferentes cursos que te ayudarán a mejorar y dominar el arte de la producción. Para más información de estos dale click aquí o no dejes de ponerte en contacto con nosotros a través de un mensaje en nuestra pagina de Facebook.



Los comentarios están cerrados.